Buscar este blog

viernes, 10 de octubre de 2014

Otoño epoca de Citricós.



La Vitamina C y sus beneficios

 

Los cítricos son un grupo de alimentos entre los que se encuentran la naranja, el pomelo, la mandarina, el limón y la lima. Frecuentemente se los asocia a un nutriente muy valioso como es la vitamina C, sin embargo, además de este potente antioxidante, los cítricos tienen mucho para ofrecer.
Por ejemplo, estas frutas son fuente de importantes minerales como el potasio, el magnesio o el calcio, los primeros resultan beneficiosos para el sistema nervioso y muscular mientras que el último es aliado de la conservación de huesos y dientes.
Además, los cítricos son fuente de vitaminas del complejo B, entre las que destaca el ácido fólico, esencial durante el embarazo para prevenir malformaciones del tubo neural y también, para evitar anemias nutricionales. Asimismo, ofrecen vitamina A y carotenos, beneficiosos para la salud de la piel y el cuidado de la visión.
Como si fuera poco, en los cítricos encontramos un alto contenido acuoso así como mucha fibra, lo que permite que sean alimentos ideales cuando buscamos perder peso, ya que ofrecen muy pocas calorías en un volumen considerable.
Por último, no debemos olvidar que en todos los alimentos de origen vegetal encontramos Fito nutrientes con diferentes efectos en nuestro organismo, y entre los cítricos destacan los flavonoides, asociados entre otras cosas, a menor riesgo cardiovascular y al cuidado de la salud cerebral.
Los múltiples beneficios del consumo de cítricos

Por todos los nutrientes anteriormente nombramos, los cítricos ofrecen múltiples beneficios al organismo, por lo que no debemos dejar de incluirlos en su mejor temporada de consumo si queremos entre otras cosas, prevenir anemias nutricionales mediante el aprovechamiento de la vitamina C que favorece la absorción del hierro, así como del ácido fólico que poseen los cítricos.
Además, los cítricos son muy apropiados en esta época para reforzar las defensas del organismo mediante una buena cuota de nutrientes de calidad así como de potentes antioxidantes tales como la vitamina C, los flavonoides y la vitamina A.
También este tipo de frutas resultan ideales para deportistas, ya que son una excelente fuente de agua y antioxidantes que contrarrestan el estrés que provoca el ejercicio físico intenso y por otro, ofrecen minerales muy valiosos para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso y muscular, tales como potasio, magnesio o calcio.
Ya hemos dicho que son alimentos apropiados para quienes buscan perder peso y también, resultar útiles en quienes presentan colesterol o triglicéridos altos en sangre, ya que su bajo aporte de azúcar y su alto contenido en fibra, puede favorecer la reducción de estos lípidos en el organismo.
Para quienes son vegetarianos y buscan prevenir anemias nutricionales mejorando la disponibilidad de hierro o también, incrementar la absorción de calcio mediante la acidez y la vitamina C, los cítricos también pueden colaborar.
Como podemos ver, los cítricos son frutos de temporada muy valiosos, con muchos beneficios y nutrientes importantes que van más allá de la vitamina C, por lo que no debemos desaprovecharlos en nuestros platos en esta época del año.

Diferentes opciones para incluir cítricos a la dieta
Si bien podemos emplear los cítricos frescos como una opción válida en el desayuno, en la merienda o como tentempié o postre saludable, también tenemos otras opciones diferentes para incluir estas frutas a la dieta habitual.
Por ejemplo, podemos elaborar con ellos un dulce o jalea, o por qué no una mermelada de naranja para acompañar las tostadas del desayuno. También podemos elaborar postres frescos y rápidos, como una mousse de lima, un granizado de limón o un sorbete de mandarina.
Otra opción es usar el zumo de estas frutas para marinar carnes o elaborar salsas, por ejemplo, preparando una pechuga de pollo a la naranja, un ceviche de merluza, langostinos y mandarina o un atún marinado a la naranja.
También podemos incluir cítricos en pasteles o tartas dulces, como pueden ser unos pastelitos de queso y mandarina, un cake de yogur, limón y semillas de amapola o una tarta de pomelo y merengue.
Por último, siempre tenemos las clásicas bebidas a base de cítricos o podemos incluir sus zumos o gajos frescos como parte de alguna ensalada de estación, por ejemplo, podemos elaborar limonada casera, ensalada de brócoli, pollo y mandarina, ensalada de langostinos, pomelo y aguacate o ensalada de naranja y fresones.

Claramente las propiedades y beneficios de los cítricos son tantas como las opciones para incluirlos a nuestros platos, por ello, no podemos dejar de aprovechar estas sabrosas frutas de temporada que tienen tanto para ofrecer al organismo y en la cocina.

0 comentarios:

Publicar un comentario

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

loading...

Google+ Amigos