Buscar este blog

jueves, 23 de octubre de 2014

HABLEMOS DE QUESOS




Nunca entendí, en aquella serie americana de los 90 “Cosas de Casa” se llamaba, porque al divertidísimo (al principio, después se volvió insufrible) Steve Urkel, le causaba tanto asco el queso. Cualquier tipo de queso. Y no lo entendía, porque yo lo adoro. En todas sus modalidades
Un buen queso picante y de tonos azulados como un inimitable Cabrales o un sabrosísimo Roquefort (no Azul Danés, que también!) un cremoso y pasado de fecha (imprescindible) Camembert. Un atemperado y también pasado –pero de grados-  Brie. Los Cambozola y demás untables.
Que puedo decir del Gorgonzola que me da nombre a mí y a mi familia?
Los manchegos curados, y el humilde Bola. El Cheddar. El Payoyo de Grazalema y el Majorero que de vez en cuando mi amigo Mario el canario, tiene a bien el invitarme. O las deliciosas Tortas del Casar que Titi, mi incombustible amor y mujer del mencionado canario, me trae de las Extremaduras cada vez que va por su tierra.
La Tortas de La Serena que mi amigo Fernando Damas me regala junto a un apreciado vino, cuando, cómo el Almendro, vuelve a casa por Navidad. (Felicidades querido amigo!!! hoy es tu cumpleaños). Roncal, Idiazabal, un buen Boffard (uno de mis favoritos) o, para ya acabar, esa perfecta y entrañable comunión familiar que, de vez en cuando, realizamos la Gorgonzola Family en torno a una fondue hirviente doblemente cálida.
Nunca entendí a Steve Urkel. Nunca. Cosas de Queso.
Mi querido amigo Toñete “El Profesor” me envía un archivo en pdf donde se puede apreciar una selección de quesos (en su mayoría españoles) que recomiendo encarecidamente os descarguéis y guardéis para su lectura y su consulta.  
Un gran regalo que agradezco y que ahora pongo a vuestra disposición aquí:
Disfrutadlo!!!
Print Friendly and PDF

0 comentarios:

Publicar un comentario

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

loading...

Google+ Amigos